domingo, 2 de mayo de 2010

Domingo de bici

Una de las cosas buenas de tenerle respeto a la cafeína, es que es increíble cómo actúa en mí cada vez que "consumo". Ahora mismo, completamente "extasiada", con ganas de pegarme un pique gigante en bicicleta y hacer muchas cosas, para contrarrestar la paja máxima que fue el día de ayer, aunque no por eso menos satisfactorio.

[Por cierto, soy socióloga lográndolo con un 64]

No hay comentarios:

Publicar un comentario